Casas Diminutas

Una mini casa (también llamada tiny house) es una pequeña estructura diseñada y equipada para poder vivir. Es un hogar configurado en un espacio bastante reducido. Nuestra definición puede parecer demasiado tajante y escueta, pero lo cierto es que ahí está todo dicho. No es ninguna casualidad que estas pequeñas construcciones se consideren casas diminutas, porque por imposible que parezca, hay gente feliz viviendo en 15m2. Pero hay que tener muy claro que cualquier habitáculo utilizado para dormir, no debe considerarse una casa diminuta.

Estas viviendas mínimas tienen un tamaño que oscila (aproximadamente) entre los 10 y los 25m2. Por ese motivo su capacidad suele estar limitada a una pareja, y algún huésped esporádico más.

Tipos de casas diminutas

En IS-ARQuitectura llevamos años escribiendo sobre proyectos de casas mínimas. Durante todo ese tiempo hemos visto diseños muy variados, suficientes para poder realizar una clasificación con los tipos de casas diminutas más populares. En este apartado trataremos primero de la variedad más abundante, y terminaremos por la más rara.

Casas móviles

Este tipo de casas diminutas están construidas sobre una estructura con ruedas que se engancha a un vehículo. Son llamadas casas móviles, casas rodantes, o simplemente casas sobre ruedas. Hablar de casas mínimas es hacerlo de pequeñas casas móviles, porque más del 60% de las que se fabrican van montadas sobre un remolque. Es muy raro que alguien que construya una de estas viviendas, no lo haga pensando en la movilidad.

Sobre la base metálica que supone el remolque, se monta la estructura que forma la casa, que generalmente es de madera. Más adelante damos más detalles sobre el chasis, y el resto de elementos que componen estas viviendas rodantes.

A continuación añadimos una muestra con fotos de casas móviles, pulsando sobre ellas se accede a más información de cada diseño.

Casitas autoconstruidas

Casi todas estas casas se hacen con una estructura de listones de madera y paneles con material aislante. Teniendo un poco de habilidad, las herramientas adecuadas, e información precisa, uno mismo se puede fabricar su tiny house. Es por ello que muchos de los entusiastas que optaron por esta arquitectura diminuta, además se aventuraron a construirla ellos mismos. Y es que las casas pequeñas autoconstruidas pueden suponer un gran ahorro para vivir. Han sido muchas las parejas que han movilizado a familiares y amigos, para ser ayudados a construir en pocas semanas su tiny house. Muchas de estas personas previamente fueron a talleres, donde aprendieron de expertos constructores de casas diminutas.

En esta categoría de casitas también son muchos los que deciden trabajar en una estructura montada sobre remolque, y en el mismo porcentaje que se ha señalado más arriba.

Tiny houses prefabricadas

Este grupo está relacionado con la industrialización. Algunas empresas especializadas en viviendas prefabricadas, también idearon modelos más reducidos, fáciles de transportar, pero no necesariamente móviles. Son casitas prefabricadas con un diseño que se sale de lo habitual; que se valen de ciertos avances tecnológicos para configurar un espacio habitable muy compacto y sofisticado. Algunas de estas pequeñas estructuras prefabricadas están descaradamente orientadas al turismo rural, y la mayoría muy comprometidas con la sostenibilidad.

También en este ámbito se mueven empresas más modestas, que están exclusivamente dedicadas a la construcción y venta de minicasas prefabricadas. El cliente elige un modelo en un catálogo, se fabrica en taller, y luego se le envía. Son relativamente fáciles de transportar, pero NO suelen ser casitas móviles. Son modelos ideados para una localización fija.

Casas diminutas clásicas

Esta arquitectura tan peculiar muchas veces está inspirada en las casas de estilo victoriano. Suelen tener tejado a dos aguas, pequeño porche en la entrada, y revestimiento exterior de madera. Pero no siempre es así, a veces el estilo es un poco ecléctico, recordando a muchas de las cabañas y bungalows utilizadas para alojamientos rurales. Con respecto a la movilidad, no hay una tendencia clara, pues muchas de estas pequeñas viviendas se construyen directamente sobre una cimentación.

De vez en cuando descubrimos modelos de casitas clásicas, y también publicamos posts sobre ellas. Algunos ejemplos se muestran en las siguientes imágenes.

Modernas casas mínimas

Arquitectos (y estudiantes) también se han atrevido con el diseño de pequeñas casas modernas. En este tipo de casitas no hay una moda que destaque, simplemente responden a una estética que huye de lo habitual. Este gesto se puede manifestar principalmente en el exterior, o solamente dentro. Las formas y formatos difieren de unas a otras, y casi ninguna se construye de tipo móvil.

Por nuestro blog han pasado bellos ejemplos de casitas contemporáneas, algunos de ellos bastante atrevidos.

Casas mínimas expandibles

Muchos desarrolladores de casas diminutas utilizan parte de su ingenio y esfuerzo en crear modelos que van más allá del diseño habitual. Partiendo del concepto de casa móvil y prefabricada, crean sistemas que permiten ampliar el espacio útil interior. Ese modo de hacer está dando lugar a vistosos ejemplos de casitas expandibles que, una vez llegan a su destino, aumentan de tamaño.

Este tipo de tiny house está muy relacionado con la movilidad, pero también con el concepto tradicional de caravana, y casa de vacaciones. Tienen la peculiaridad de poseer elementos que se desplazan hacia fuera, ampliando espectacularmente la superficie de la casa. Algunas de ellas incluso incorporan muebles convertibles y abatibles.

Con estas características, resulta lógico pensar que no tiene ningún sentido pagar más por una pequeña casa expandible, si va a ser un hogar permanente y fijo.

A continuación, algunos buenos ejemplos de viviendas expandibles.

Elementos de una casa diminuta

Para entender bien qué es una casa diminuta, es preciso explicar algunos de sus elementos. Como ya se señaló más arriba, una tiny house es ante todo una casa para vivir. Por tanto, no hay tiny house que valga sin una cocina y cuarto de baño. Si esta pequeña construcción carece de alguno de esos dos componentes, entonces ya se trata de otro tipo de edificio. Podría considerarse un refugio, e incluso una caseta (sin baño ni cocina). En cambio si está bien equipada, y su tamaño no es tan reducido, podría tratarse de una pequeña casa de campo (con más de 25-30m2), una cabaña, e incluso una casa de vacaciones.

En una mini casa la cocina + baño viene a ocupar casi la mitad de su superficie, es decir, entre 6-8 metros cuadrados. A veces incluso menos. El resto del espacio se utiliza de muy diversas maneras, pues es multifuncional. Esto quiere decir que debe servir para comer, trabajar, e incluso relajarse y dormir. Esa extraña sala de estar queda definida por un sofá-cama, o por un sofá-cajón-de-almacenamiento. El mobiliario se suele completar con un par de sillas y un tablero abatible, que sirve de mesa de comedor y escritorio.

Esta sala se debe completar con algún armario alto, y a ser posible con una pequeña estufa de gas.

Cocina

En una casa de tamaño reducido, parece lógico pensar que la cocina tendría unas funciones prácticamente testimoniales. Pero no tiene por qué ser así. Hay gente que al visitar una de estas viviendas diminutas, queda sorprendida por su cocina. Y es que muchas de ellas son la envidia de casas mucho más grandes.

Por nuestro sitio web pasan gran cantidad de estas casitas, muchas de ellas con cocinas en las que nos les falta de nada. Por tanto, para que una casa mínima sea auténtica, debe tener una cocina de verdad, de esas que se utilizan todos los días.

Cocina casa expandible Tiny Idahomes

Cocina de una casa mínima de Tiny Idahomes

La cocina de una buena casa diminuta debe tener un fregadero, generalmente de una sola cuenca. La placa de cocinar suele ser a gas, pero también las hay eléctricas. No debe faltar tampoco un frigorífico con congelador, colocado bajo la encimera, o de tamaño convencional. También suele haber un horno, incluso un pequeño microondas. Tampoco debemos olvidarnos de los armarios y repisas, para guardar utensilios y comida.

Baño

¿Cómo de pequeño es el baño de una casa diminuta? No hay una respuesta precisa a esta pregunta, pero se podría zanjar rápidamente diciendo que al menos necesita de un inodoro y una ducha. Lo que va a resultar bastante raro es que una de estas casitas venga con bañera. Si así ocurriera, probablemente sería con un modelo muy pequeño, de no más de 1m de largo.

Es bastante probable que este baño no tenga lavabo. En ese caso el fregadero de la cocina es el que acaba cumpliendo con dicha función. Sobre el inodoro existen dos opciones, que dependerán de la movilidad de la minicasa, aunque también de su ubicación. Muchas de estas viviendas tienen un inodoro convencional, porque son hogares conectados a alguna infraestructura urbana. En cambio hay otras minicasas que vienen con “inodoro seco”, o “inodoro de compostaje”. Se trata de un wáter ecológico que funciona sin agua. En este caso el resto de aparatos se deben abastecer de un depósito de agua, y una bomba de impulsión. Las aguas grises se pueden almacenar en un depósito, e incluso tratar y reciclar. En este sentido, no es muy diferente a una caravana.

Una vez explicados los elementos básicos de una casa diminuta, pasamos a detallar otros que son muy comunes, pero que no necesariamente deben estar presentes en una casa chica. Están mencionados siguiendo un orden, de mayor a menor relevancia.

Cuarto Baño casa diminuta Orange

Cuarto de baño de la casita Orange

Altillo

El altillo (también llamado loft) no es más que una zona elevada. Es un segundo piso, una pequeña plataforma a la que se sube generalmente por unas escalerillas. El altillo de una casa diminuta es usado generalmente como dormitorio.

Es cierto que la mayoría de casas modernas pequeñas vienen equipadas con un altillo para dormir, pero no es una condición indispensable. En nuestro blog también se pueden ver buenos ejemplos de pequeñas viviendas sin loft.

El acceso al altillo se suele hacer por una escalerilla de madera, pero también hay otras soluciones muy ingeniosas. Esta plataforma superior normalmente se ubica justo encima del bloque que forman la cocina+baño.

En algunos modelos se incluye un segundo loft (más pequeño), utilizado como espacio de almacenamiento.

interior-casa-diminuta-altillo

Interior de una típica tiny house con su altillo

Remolque

¿Una casa sobre ruedas? Suena genial, por eso hay mucha gente que se decide por esta opción. Una minicasa sobre remolque es ante todo una pequeña casa móvil, una caravana muy peculiar. Estas construcciones facilitan bastante llevar una vida absolutamente nómada. O realizar unas cómodas vacaciones.

Estas casas móviles están construidas encima de un chasis (pequeño trailer), que está formado por una estructura metálica, generalmente con dos ejes de ruedas. Por tanto las dimensiones de estas casas diminutas rodantes están determinadas por los formatos normalizados de los remolques, pensados para poder desplazarse por carretera.

Hay que tener en cuenta que en estas viviendas sobre remolque puede aparecer en su interior (en el piso), unos volúmenes que ocultan las ruedas. En la siguiente imagen hay una foto en la que se ve el aspecto del remolque. En la otra se ha señalado el volumen que invade el interior.

 

Paneles solares

¿Es necesario que una casa diminuta tenga paneles fotovoltaicos? La respuesta inmediata es NO. Pero teniendo en cuenta que el mundo de las tiny houses está muy vinculado con el respeto al medio ambiente, sería bastante lógico incorporar este tipo de instalación.

Muchas de estas viviendas mínimas con placas solares son hogares fijos. Sus propietarios recurren a la energía solar para reducir la factura eléctrica, e incluso para funcionar de manera desenchufada. Así que es bastante probable que una casa pequeña con paneles fotovoltaicos sea también un hogar autosuficiente.

Lo que sí resulta poco frecuente es que una casa móvil tenga paneles solares. También ocurre que a muchos modelos prefabricados sofisticados se les incorpora energía solar, e incluso eólica.

Ventajas y desventajas de las casas diminutas

Hay que reconocerlo, tanta información sobre las minicasas puede llegar a marear. Para quienes prefieran ir al grano, y ver directamente lo más destacable, hemos confeccionado una lista con las ventajas y desventajas de las casas diminutas.

Ventajas

  • Son más baratas. Es obvio, pues a menor tamaño, se necesitarán menos materiales, menos muebles, menos necesidades energéticas, poco mantenimiento,… Estas viviendas son un AHORRO (con mayúsculas), miremos por donde las miremos.
  • Tienen un mayor valor ecológico, no solo por ser más pequeñas, también porque sus constructores suelen ser bastante respetuosos en este sentido. Aparte de utilizar un material tan sostenible como la madera, también hacen uso de otros que son reciclables, o recuperados. En los acabados se pone empeño en que no tengan compuestos orgánicos volátiles.
  • Permiten librarse de la esclavitud que supone pagar una hipoteca. Éste es uno de los principales atractivos para quienes huyen de la atadura que supone el pago de grandes cuotas mensuales al banco.
  • La mayoría de casas diminutas pueden remolcarse, y por tanto servir como un hogar durante las vacaciones. Esta movilidad es ideal para quienes tienen que cambiar de residencia con demasiada frecuencia.
  • También se pueden utilizar como un anexo de una vivienda más grande. Hay gente que utiliza las tiny houses como casas para huéspedes, incluso como lugar de trabajo. Aquí las posibilidades son muy diversas.
  • Muchas de estas casitas están hechas siguiendo los mismos métodos de construcción de las casas tradicionales más grandes. Eso facilita las reparaciones.
  • Se construyen para durar lo mismo que una vivienda convencional, incluso con la misma estética.
  • Pueden no necesitar ningún permiso de construcción, aunque eso depende del municipio.
Ventajas casas diminutas - Porta Palace

Vivienda móvil Porta Palace [clic para más información]

Desventajas

  • Su tamaño es el principal inconveniente, pues no todo el mundo está dispuesto a vivir en pocos metros cuadrados. Una tiny house implica renunciar a muchos de los placeres de una casa convencional.
  • Te obliga a llevar un tipo de vida excesivamente sencillo. Esto también puede ser un problema insalvable para quienes posean un gran vestuario, una colección grande de libros, o de cualquier otra cosa. Para vivir dentro de una tiny house, antes hay que desprenderse de la mayoría de posesiones.
  • En ciertos casos, los propietarios de estas pequeñas viviendas pueden sentirse acosados por sus vecinos (propietarios de casas convencionales). Esto es debido a la creencia de que la presencia de mini-casas en una zona residencial, puede provocar una desvalorización de las otras propiedades.

Nuestra recomendación es que antes de decidirse a vivir a una de estas casitas, hay que pensárselo muy mucho. Uno puede creer cumplir con todos los requisitos, pero son pocas las personas capaces de desenvolverse diariamente en espacios reducidos.

Movimiento Tiny House

A la hora de aprender sobre este tipo de casitas, es obligatorio mencionar el Movimiento Tiny House (Tiny House Movement). Se trata de una corriente social surgida a principios del siglo21, que tiene especial predilección por las casas chicas. Lógicamente nos estamos refiriendo a una arquitectura hecha para personas con un estilo de vida bastante sencillo. Sus ocupantes están dispuestos a vivir con muy pocas pertenencias, y en escasos metros cuadrados.

Hay quienes opinan que el movimiento de las casas diminutas lo inició Sarah Susanka, con su libro “The Not So Big House” publicado en 1997. Sarah era una arquitecta británica, formada en la Universidad de Oregón, que aplicaba la filosofía de “construir mejor, pero no más grande”. Es preciso aclarar que Susanka no fue pionera en la idea de vivir con lo mínimo. Para eso hay que remontarse al siglo XIX, entonces encontraremos las primeras referencias a un estilo de vida sencillo. Vinieron del escritor y filósofo estadounidense Henry David Thoreau, quien en 1845 decidió vivir con lo mínimo, y así concentrarse en la escritura. Por eso se apartó a una pequeña cabaña construida por él mismo, y experimentar un estilo de vida autosuficiente. Ese periodo duró 2 años, 2 meses y 2 días. Dicha experiencia quedó reflejada en su ensayo “Walden, la vida en los bosques”, publicado en 1854.

Esta obra de Thoreau sirvió de inspiración para muchas otras, especialmente para Shelter (1973) escrita por Lloyd Kahn, y Tiny Houses (1987) de Lester Walker.

casa diminuta de David Thoreau

Casa de David Thoreau

Algunos hechos relevantes

Puede que el libro de Susanka fuera el inicio del movimiento tiny house, pero hay que tener en cuenta otros hechos:

  1. Jay Shafer fundador de Tumbleweed

    Jay Shafer

    Las casas diminutas de Jay Shafer. Este tipo estaba preocupado por el medio ambiente y decidido a vivir con poco espacio. Por eso en 1997 estableció su residencia en una casita de 8m2, diseñada y construida por él mismo. Más tarde fundó la empresa de mini casas Tumbleweed, marchándose de ella en 2012, para fundar Four Lights Tiny House Company. Desde el principio Shafer llamó mucho la atención de los medios, tanto por su estilo de vida, como por las minicasas sobre remolque que vendía. Incluso ensañaba a la gente cómo construir una mini casa.

  2. En el 2005 el huracán Katrina provocó grandes destrozos en la costa de Luisiana (EE.UU.). La diseñadora Marianne Cusato fue la encargada de desarrollar las Katrina Cottages. Eran unas pequeñas viviendas, de aproximadamente 28m2, que sirvieron como alternativa más confortable a las proporcionadas por el gobierno (FEMA trailer).
  3. La crisis financiera del 2008 hizo que mucha gente buscara casas más económicas. Por ese motivo el movimiento tiny house atrajo la atención, que además solía ofrecer hogares más ecológicos. Pero no nos engañemos, pues esta alternativa solo representaba el 1% de las transacciones inmobiliarias.
katrina cottages

Un modelo de las Katrina Cottages

Minicasas en los medios de comunicación

Con todas esas variables antes señaladas, un fenómeno de estas características logró expandirse más allá de los blogs arquitectónicos. En el año 2012 se estrenó el documental Tiny: A Story About Living Small, que recibió premios en varios festivales de cine. Luego llegaron series de televisión, como Tiny House Nation (2014), y Tiny House Hunters. Toda esta propaganda ayudó a que mucha gente abrazara este movimiento, y emprendiera la construcción de su propia casita, muchas de ellas sobre un remolque.

Este fenómeno no solo estaba relacionado con la autoconstrucción. Pronto aparecieron empresas dispuestas a vender al cliente diminutas viviendas ya terminadas, a elegir entre un variado catálogo. En este sentido, la compañía pionera fue la de Jay Shafer (Tumbleweed). En ella incluso se impartían talleres semanales para enseñar a la gente a hacerse su propia casita de madera.

Y entonces el Movimiento Tiny House se hizo global, extendiéndose fuera de los Estados Unidos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2018 :: IS-ARQuitectura

Utilizamos cookies. Al aceptar, estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies