Casas Prefabricadas

La Arquitectura prefabricada

La Arquitectura Prefabricada se produce total o parcialmente en un taller, siguiendo métodos que implican una construcción en seco. Pero toda esta metodología viene a ser sinónimo también de Casas Prefabricadas.

Es cierto que este método constructivo se puede emplear para la producción de otras tipologías edificatorias, pero suelen estar relacionadas con pequeñas estructuras. Nos referimos a casetas de jardín y refugios. Por tanto, son escasos los proyectos prefabricados desarrollados para usos diferentes al residencial. Cuando eso ocurre, generalmente se hace a nivel de concepto, sin construirse luego. Por todo ello, este apartado de nuestro sitio web va a estar dedicado exclusivamente a proyectos de viviendas industrializadas.

Un buen punto de partida es pensar que la buena arquitectura prefabricada toma su inspiración de la industria del automóvil. La producción se realiza en grandes naves, con operarios especializados, siguiendo un proceso que en algunos aspectos también puede estar mecanizado. Por eso se entiende este procedimiento como un concepto de producción en seco, que poco tiene que ver con la arquitectura convencional.

Casa prefabricada de BIO Architects

Construcciones prefabricadas y sostenibles

Una característica importante que suele estar vinculada a las casas prefabricadas, es la sostenibilidad. Por regla general, las compañías que trabajan con métodos de producción en taller, también se preocupan de ofrecer productos con una reducida huella de carbono. Ocurre así porque el cliente que busca una vivienda prefabricada está interesado en cuidar del medio ambiente. Esta circunstancia ha llegado a ser tan relevante, que prácticamente el 100% de esta industria realiza campañas de marketing en donde la palabra “sostenible” va siempre ligada a sus productos.

Pero ¿qué implica realmente la sostenibilidad en una casa prefabricada? La respuesta rápida es que viene a ser lo mismo que para una vivienda convencional. Es decir, que una construcción prefabricada tendrá como mínimo el mismo grado de sostenibilidad que una hecha siguiendo métodos tradicionales.

En el siguiente apartado se señalan las estrategias sostenibles más comunes en las casas prefabricadas.

Características sostenibles más utilizadas

Cuando se construye in situ, empleando técnicas tradicionales (con ladrillo, hormigón, etc), se produce gran cantidad de escombros. Pero si se hace en taller, la cantidad de material desperdiciado se reduce bastante.

Gran parte de la sostenibilidad de las casas prefabricadas se basa en su alta eficiencia. Esto significa que están diseñadas para consumir menos energía, y también menos agua. Ese grado de ahorro se alcanza con un gran espesor de material aislante en la envolvente del edificio. También con un equipamiento que funciona con menos electricidad, y menos caudal de agua.

Llegados a este punto, es fácil entender que estas viviendas ecológicas tengan paneles solares (térmicos y fotovoltaicos), y/o aerogeneradores. Y si el grado de sostenibilidad es muy alto, entonces vendrán equipadas con instalación de recogida de aguas pluviales, incluso con reciclado de aguas grises.

Las empresas que se dedican a producir viviendas prefabricadas, suelen ofrecer diseños con un buen comportamiento solar pasivo. Esto significa que la casa en invierno se calentará gracias a las ganancias procedentes de la radiación solar. Pero al mismo tiempo se cuida que en verano eso no sea un problema. Por ese motivo contará con elementos de protección, y se colocará el edificio con la orientación más apropiada.

Probablemente los mejores modelos de casas ecológicas prefabricadas se han construido para alguna que otra edición del concurso Solar Decathlon.

Tipos de viviendas prefabricadas

Como ya se ha mencionado más arriba, el proceso de producción en seco es el aspecto que diferencia a una construcción industrializada de otra convencional. Por ese motivo es indispensable que la clasificación de casas prefabricadas se haga atendiendo al método de producción utilizado. El problema es que hay casi tantos sistemas constructivos como número de fabricantes. Pero para hacer esta clasificación más corta, creemos que toda esa variedad se puede simplificar a 3 métodos generales. Cada uno de ellos se explica a continuación.

Prefabricación por Elementos

Suele ser habitual que las viviendas industrializadas se fabriquen por partes. Resulta mucho más práctico hacerlo así, para mejorar el control de producción, aportar versatilidad al proyecto, facilitar su transporte, etc. Uno de los métodos más populares consiste precisamente en construir la casa uniendo elementos. Para llegar a ese nivel, el fabricante ha tenido que crear con anterioridad un sistema que permita construir cada parte del edificio. Puede llegar a ocurrir que el método de prefabricación por elementos permita configurar diferentes modelos de casas. Los mejores sistemas de prefabricación por elementos precisamente admitirán esta característica.

estructura de casa con sistema loqkit

Estructura de una casa con sistema de elementos LoqKit.

Otro sistema que entraría dentro del método por Elementos tiene que ver con las casas que se venden en kit de montaje. Cada módulo o kit suele estar relacionado con las partes principales de una casa: cerramientos ciegos, de vidrio, ventanas, puertas, cubierta, etc. Es un sistema muy preciado por aquellos clientes que prefieren encargarse ellos mismos del montaje de su casa.

Dentro del método por Elementos, se han hecho también muy populares los edificios prefabricados con panel SIP (Structural Insulated Panel). Este material es un tipo de panel sandwich que lleva incorporada una capa de material aislante. Dichos paneles se pueden unir a una estructura de madera, y sirven para formar paredes, muros, y techos.

Casa GO Logic, realizada con paneles Sip

GO Logic, hecha con paneles SIP


Prefabricadas Modulares

Cuando se utilizan elementos más complejos, tanto en tamaño y forma, para construir viviendas industrializadas, es porque se emplea algún método modular. Las casas prefabricadas modulares son fáciles de distinguir porque se componen uniendo varios volúmenes hechos en taller. Cada uno de esos módulos se suele corresponder con determinadas funciones del edificio. Este método permite componer edificios diferentes entre sí, tanto en tamaño como en diseño.

Zerohouse, ejemplo de casa modular

Zerohouse: casa hecha con módulos prefabricados.

Plurifamiliares

Hay un caso particular dentro del método de Prefabricadas Modulares, que está relacionado con edificios de viviendas plurifamiliares. Nos estamos refiriendo a construcciones residenciales de varios pisos, incluso de altura relevante. Prácticamente la totalidad de conceptos de edificios prefabricados plurifamiliares fueron diseñados teniendo en mente un sistema modular.

 

Vivienda completa industrializada

Invisible, un diseño de vivienda completa prefabricada

Invisible, diseño de vivienda completa prefabricada

Esta manera de construir en taller es probablemente la más difícil de distinguir. Hay empresas que ofrecen casas prefabricadas completas, pero pueden estar hechas con módulos, o por elementos. Entonces ¿a qué sistema nos estamos refiriendo en este apartado? Pues a viviendas prefabricadas que se construyen en taller, y luego se transportan enteras al sitio, tal cual. No son modulares, suelen ser diseños pequeños que fueron adaptados a procesos prefabricados. Durante su producción en taller, sí podrían contener elementos prefabricados, pero el objetivo final es montar un edificio compacto, fácilmente transportable. Un ejemplo muy claro de este método podrían ser las casas diminutas prefabricadas.

Casas flotantes

Dentro del apartado de casas prefabricadas completas, las viviendas flotantes son un caso particular muy interesante. Este tipo de construcción en seco resulta ideal para la producción de una casa que puede flotar en el agua. Interesan al público porque se pueden trasladar con facilidad desde el taller a su lugar de destino. Un río de aguas tranquilas, o un canal, serían válidos para tal fin. Otra gran ventaja de las casas flotantes es que generalmente admiten movilidad.

Sweet Pea: prefabricada flotante

Sweet Pea: casa prefabricada flotante.

Casas Híbridas

Las casas híbridas forman un grupo propio dentro del panorama constructivo arquitectónico. Surgieron de la necesidad de adaptar métodos prefabricados a la construcción convencional. No son por tanto ni lo uno ni lo otro, sino una mezcla de ambos mundos. Normalmente la arquitectura híbrida se vincula a proyectos cuyo diseño va más allá de las típicas limitaciones de la construcción prefabricada. Por ese motivo una casa híbrida no tiene por qué renunciar a determinadas soluciones creativas, beneficiándose además de un menor coste.

SELECT: sistema de casas híbridas

SELECT: método de casas híbridas


Materiales utilizados para hacer casas industrializadas

La variedad de métodos para hacer casas prefabricadas ha ido aumentando con los años. Y en esa evolución los materiales utilizados también han sido cada vez más numerosos. Tanto es así, que existen algunos métodos de construcción prefabricada basados en determinados materiales. Aquí no vamos a mencionarlos todos, porque la lista sería muy larga, sino que nos limitaremos a los más comunes. Pero también es preciso aclarar que la realidad no siempre se ajusta a esta clasificación, pues existen modelos producidos con más de uno de estos materiales. Ojo, con ello nos estamos refiriendo a un uso principal o estructural de determinado material, pues lo normal es que para hacer una vivienda se utilicen muchísimos materiales (para tabiques, puertas, ventanas, equipamiento, etc).

Madera

Las casas prefabricadas de madera probablemente son las más populares de todas. Y es que la ligereza, resistencia, y facilidad de corte que tiene este material, lo convierten en el primer candidato para la producción en taller. Estos edificios prefabricados pueden construirse empleando troncos, elementos de madera contralaminada, paneles, etc. Es importante señalar que una casa prefabricada de madera puede tener luego un acabado (interior y/o exterior) con materiales convencionales. Pero los proyectos que se terminan también en madera, son desde luego los más confortables y saludables.

Es frecuente que los fabricantes utilicen madera con certificación FCS, es decir que procede de bosques sostenibles. Aquí es preciso recordar que la madera es un material reutilizable y biodegradable. Además, el coste de transformación de la madera es menor al resto de materiales empleados en la construcción. También hay que considerar que la cimentación de la vivienda será más económica, por ser la madera un material estructural más ligero.

La madera empleada en la construcción debe haber tenido un secado apropiado, con el fin de evitar problemas posteriores. Además, hay que tener presente que es un material que debe estar protegido de la humedad, y contra el ataque de determinados insectos. Tampoco hay que olvidar que la madera precisará de un mantenimiento periódico, para mantenerse en buen estado.

Casa palladiana hecha con madera

Casa prefabricada de madera, de estilo palladiano.

Metal

El otro material estrella de la construcción en seco es el metal. Construir con acero resulta relativamente sencillo, y rápido, proporcionando estructuras resistentes y duraderas. La estructura metálica de estas casas industrializadas es también conocida como steel frame. Cada una de sus partes se prepara meticulosamente para que sea fácil luego el ensamblaje, por eso esta manera de proceder elimina bastantes residuos. Frente a la madera, tiene la gran ventaja de que es un material muy estable, y que apenas necesita mantenimiento. Otra ventaja es que debido a sus capacidades mecánicas, con poca sección ofrece gran resistencia. Por este motivo en una casa con Steel Framing sus soportes y vigas serán más fáciles de ocultar.

A la hora de realizar las uniones (a tornillo o soldadura), este material precisa de mano de obra especializada. Otro aspecto a considerar es que una estructura metálica debe estar bien protegida frente a incendios (y a la corrosión), ya que a altas temperaturas pierde sus capacidades mecánicas.

Habode, casa prefabricada steel frame

Ejemplo de casa prefabricada con estructura metálica

Hormigón

El hormigón es un material muy utilizado en Arquitectura, que generalmente va acompañado de armadura de acero en su interior. Es lo que se conoce como hormigón armado. Esta simbiosis de acero y hormigón garantiza la producción de elementos estructurales que pueden trabajar a tracción y a compresión. Por ese motivo las estructuras de hormigón armado son muy resistentes, e indicadas cuando el edificio se debe construir en zona de alto riesgo sísmico. Ese estupendo comportamiento frente a esfuerzos horizontales es muy valorado por determinados clientes de casas prefabricadas. Por eso existen constructores que trabajan en taller estructuras con elementos hormigón. Otra ventaja de este material es que apenas precisa de mantenimiento.

Estas casas prefabricadas se hacen con elementos de hormigón armado, que pueden definir muros, o módulos más elaborados. Se transportan al sitio en camiones, y luego allí se ensamblan debidamente, reduciendo tiempo, y mejorando la calidad constructiva. La parte menos atractiva de este material es que precisa de mano de obra especializada, tanto para la producción como para el ensamblado. Y por último, debemos mencionar su alta huella de carbono, debido al cemento que se utiliza para hacer el hormigón.

Casa en Cedeira

Casa en Cedeira (España), con módulos de hormigón.

Principales Ventajas de las Casas Prefabricadas

En el vídeo anterior puedes hacerte una idea de cómo es el taller donde se producen estas viviendas. Si después de leer esta página no te han quedado muy claras las ventajas de las casas prefabricadas, a continuación te las resumimos.

  • La construcción en seco siempre necesitará menos tiempo de ejecución que la convencional. Por eso cuando es urgente tener la vivienda, se recurre casi siempre al método prefabricado.
  • Cuando la casa debe ubicarse en un lugar apartado y remoto, la solución prefabricada será la idónea. Se fabricará en taller, luego se transportará al sitio en módulos o elementos, y allí se ensamblará. Generalmente solo habrá que ejecutar in situ la cimentación.
  • A pesar de que el negocio de casas prefabricadas se mueve a base de catálogos, casi todos los constructores admiten un alto grado de personalización. Incluso es posible comprar viviendas de diseño exclusivo, pero producidas luego en taller.
  • Muchas de las casas prefabricadas que se venden hoy día admiten ampliaciones posteriores con relativa facilidad. No hay problema si la familia aumenta, porque se añade luego algún que otro módulo.
  • La climatología no afecta a la producción en taller. Se puede seguir trabajando para cumplir los plazos de entrega, manteniendo además la calidad.
  • Al construir en seco, y siguiendo procesos encadenados, es mucho más fácil realizar el control de calidad. Eso repercute en casas con mejores acabados, mayor supervisión de los materiales empleados, y su ensamblaje.
  • La Arquitectura Prefabricada genera una menor cantidad de escombros, porque los materiales se aprovechan mejor.
  • Las casas que se fabrican en un taller suelen ser más sostenibles que las ejecutadas con métodos tradicionales. Si además el taller se alimenta de energía limpia, las viviendas producidas nacen con escasa huella de carbono.
  • Por regla general, la construcción prefabricada implica menores costes de ejecución.

Copyright © 2020 :: IS-ARQuitectura

Utilizamos cookies. Al aceptar, estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies