Cabaña Catskill: una visión romántica del refugio

0
56

En el corazón de las majestuosas montañas Catskill, en el Estado de Nueva York, se esconde un tesoro singular en medio de un paisaje impresionante. Se trata de un refugio victoriano de apenas 14 x 9 pies. En un mundo donde el lujo y la ostentación marcan tendencia, esta pequeña construcción cuenta una historia insólita.

La historia de esta cabaña es una oda a la simplicidad y al amor por la nostalgia. Con sus modestas dimensiones, sin cocina ni baño, esta cabaña sirve como un refugio especial para la señora Foster. Por muy increíble que parezca, en la era de las comodidades modernas, su historia es una lección de humildad y determinación.

Sandy Foster en su refugio victoriano

Refugio victoriano

El refugio originalmente tenía unas dimensiones de 9 por 10 pies. Un tejado a dos aguas, cinco pequeñas ventanas, loft para dormir y un pequeño porche. La señora Sandy Foster, decidida a convertirlo en su santuario, comenzó a trabajar en él en julio de 2009. Quitó parte de la estructura frontal para expandir el porche, agregando tres columnillas adquiridas por tan solo 60 dólares cada una. Las ventanas también recibieron una renovación, y una antigua repisa de madera encontrada en un anticuario les otorgó un toque de elegancia.

interior refugio con armario al fondo

El interior de la cabaña cuenta con un sofá de mimbre de IKEA que Foster personalizó con cojines y fundas. Sin embargo, uno de los toques más especiales es el armario del fondo, que alberga delicada porcelana. Este armario, lejos de ser una pieza prefabricada, fue construido artesanalmente. Se hizo utilizando maderas recuperadas y puertas francesas halladas en un rastrillo local.

detalles refugio de madera

detalles refugio victoriano

Puede que a primera vista, este refugio victoriano parezca un vestigio del pasado, un espacio obsoleto, y sin utilidad. Pero en realidad es mucho más que eso. Es una cápsula del tiempo que nos lleva a una época pasada, impregnada de recuerdos y nostalgia. Sus paredes, con un acabado de pintura cuarteada, cuentan historias de días más simples y momentos especiales que Sandy ha atesorado.

detalles refugio victoriano en estado NY

Este rincón en las montañas Catskill nos recuerda que las cosas más simples son las que suelen tener un valor más profundo. La señora Foster, con una inversión de aproximadamente 3.000 dólares, demostró que la belleza se encuentra en los detalles y la pasión por preservar la historia. Este refugio victoriano es más que madera y pintura. Es un homenaje a la elegancia de una época pasada. Y un recordatorio de que la verdadera riqueza reside en el aprecio por la simplicidad y la autenticidad.

altillo refugio victoriano

sandy foster y su trabajo

Sandy Foster reparando su cabana de madera

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en info@IS-ARQuitectura.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]